3 cosas para no fomentar el consumismo de los niños

1

Por Gabriela Perusquia

¿Sabías que una forma de maltrato es darles a tus hijos e hijas todo lo que te piden? Quizás pienses que eso te convierte en un padre o madre cool, o bien sea tu forma de recompensar alguna ausencia o que no pasen lo que tu pasaste; pero al darle todo sólo estas formando niños, niñas y adolescentes inmersos en el consumo y lo efímero.

Es común encontrar padres o madres de familia que constantemente comentan que sus hijos o hijas los presionan para que les compren artículos de moda, muchas veces “teniendo que” ceder a sus peticiones, ya sea por premiar hechos o conductas que debieran realizar por responsabilidad o bien, por ser padres “cool” que se esfuerzan de forma desmedida en ser “amigo-amiga” de sus hijos e hijas, perdiendo en un corto plazo la capacidad de freno y control frente a estas exigencias. Por lo que te decimos 3 cosas a considerar para no morir ante el consumo.

 

1. ¿Amigos o padres?

La crianza no es algo fácil y como cualquier tema, todos los excesos son malos, por ello, tan perjudicial es ser autoritario como permisivo, y cuando la tendencia es ser “amigos” de nuestros hijos se puede llegar a pensar que ser amigos es no poner límites; por ello, te invitamos a replantear tu rol frente a tu hijo o hija, y es precisamente uno, ser su madre o su padre para explicarles que hay límites y reglas cívicas, formativas y de convivencia necesarias para su desarrollo social y profesional, gracias a las cuales podrá ser asertivo y exitoso.

 

Ser su madre o su padre conlleva establecer límites para que entiendan el concepto de la responsabilidad; así como el respeto a los tiempos, posibilidades y entendimiento de lo necesario frente a lo caprichoso de un momento.

259cb-002

 

2. El valor de las cosas

Así, el niño, la niña y el adolescente, entenderá el valor y el equilibrio de las cosas, y la diferencia entre el poseer y el ser. Trabajemos en desarrollar el ser, en que aprendan a darle valor a la esencia de la vida, de los otros y sepan discernir entre lo que es una verdadera necesidad para su crecimiento personal y lo que resulta en mera necesidad por moda, placer o reconocimiento.

 

Ciertamente no es sencillo cuando nos enfrentamos a niños y niñas creciendo en una sociedad cada vez más superficial y consumista, que los satura de imágenes y mensajes que les dicen que su valía depende exclusivamente de cómo se ven y cuánto tienen; el éxito depende de ti, las reglas y la constancia en la aplicación de las reglas.

2

 

Hoy está en nuestras manos detener este “mal trato” del que habla la frase con la que iniciamos, tomemos las riendas y enfoquemos la formación en el hogar en brindarles amor, confianza, cercanía y tiempo. Para informe puedes llamar al teléfono (55)6550-00668 o al correo electrónico: meinvolucro@sinceraser.org

 

Artículo publicado en la edición de agosto de 2014. Para suscribirte a nuestro boletín y recibir nuestras recomendaciones haz clic aquí…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: