3 elementos de la cultura de paz

Tips para elegir juguetes (1)

Por Angélica Meza

La cultura para la paz y la educación son temas íntimamente relacionados; pero para que coexistan no sólo tenemos que hablar de una pedagogía donde el niño y la niña destaquen como sujetos activos del proceso educativo; sino de la figura autoritaria que puede existir tanto en el colegio como en casa. Esa figura que inspira miedo y basa su control en la recompensa y el castigo, es contraria a la paz y el sano desarrollo. Por ello, hemos enfatizado en que la escuela debe ser un lugar donde se enseñe a pensar, se conviva con el arte y  se aleje de la sacralizad, lo estático. Y también hemos tratado de darles herramientas para una crianza positiva alejada de la violencia. Así, la cultura de la paz busca desmitificar la idea del ser humano como un ser violento por naturaleza, donde si bien, existe el conflicto, este debe ser visto como una oportunidad para el aprendizaje, a través del manejo de las emociones, la tolerancia, el respeto, la comunicación, la empatía, la cooperación, la solidaridad, la corresponsabilidad, la perspectiva de género y la formación de ciudadanía. Con estos pequeños principios nosotros podremos construir la cultura de paz, abordaremos los detalles.

1. Todos somos diferentes

Hemos escrito sobre las diferencias y no nos conformamos con la aceptación de la diferencia, lo cual, si reflexionamos tiene una connotación sumamente soberbia, que implica tener el poder de autorizar al otro, de darle permiso de coexistir. Más bien, señalamos la necesidad de aceptar la diversidad y enriquecernos de ella. En la medida que enseñemos a nuestro hijos e hijas a convivir con las diferencia, lograremos una cultura de paz.

elmov

Cuando un adulto se muestra intolerante e incapaz de participar en alguna actividad que implique convivir con alguien que tenga distinta ideología, religión o forma de pensar, está mandando un mensaje negativo a los niños y niñas que lo rodean, ya que crecerán con la creencia de que deben de rechazar, devaluar o discriminar todo aquello que sea diferente a ellos.

Quizás te interese leer: Discriminación el origen del bullying

 

2. El manejo de las emociones

El manejo de las emociones no es un tema menor ni sencillo, se requiere mucho entendimiento, trabajo interior y apoyo para lograrlo. En el artículo: 5 maneras de fomentar la autoestima en tu hijo/hija, hablamos de la necesidad de validar las emociones y ayudarlo a digerirlas bien sea con ejercicios, juegos, dinámicas, talleres, obras de teatro o lecturas. Existen libros para diferentes temáticas que a ti como padre o madre te ayudarán a explicar los temas más complicados de una forma amena.

 

Cuando una niña o un niño se enfada no es porque sea una mala persona o este conspirando contra ti, él o ella está sintiendo algo y no sabe cómo expresarlo, por ello no ataques al menor, ataca el enfado ayudándole a digerirlo. No lo mandes a la silla de pensar, porque él no comprende lo que siente y reprimir sus emociones lo hará sentir frustrado. ¡Escúchalo! Habla con él o ella.

1

El dominio de las emociones no es un don natural sino un ejercicio que requiere práctica. Llegar a ser una persona determinada, equilibrada y de reacciones inteligentes a todo tipo de eventualidades no es nada fácil. No perder la cabeza, y no dejarse llevar por las emociones y deseos pueden ser habilidades que muchas personas no consiguen alcanzar nunca. Piensa que es un paso a la vez. | Quizás te interese leer: Claves para generar autocontrol en tus hijos/hijas

 

3. La perspectiva de género

La perspectiva de género y el feminismo suele ocasionar urticaria y enfado; pero debemos aclarar que la construcción del género es una construcción social que corre de forma paralela tanto para niños como para niñas, así, a partir de una designación se otorgan beneficios, obligaciones y responsabilidades. Es decir, que en el momento que se dice: ¡Es un niño! ¡Es una niña! Aparece lo que la sociedad espera de él o ella, como comportarse para ser aceptado-aceptada, lo adecuado que dirá y hará según su sexo, en resumen su identidad de género.

e68c4-1

El tema es tan extenso que lo hemos abordado en diferentes artículos como: “Claves para formar relaciones de pareja sanas”, “¿Qué es ser un niño?”, y “Lecciones de amor de los cuentos de hada” Donde lo importante a resaltar es la desigualdad que construimos a partir de repetir costumbres sin reflexionar, y peor es cuando se hipersexualiza la conducta de las niñas a una edad temprana, lo que no sólo merma su sano desarrollo, sino las construye como objeto, donde se podrá normalizar la cultura de la violación, desafortunadamente.

Por ello, te invitamos a reflexionar sobre el modelo de crianza, en la pedagogía del colegio donde asiste tu peque, y pienses, ¿estoy criándolo en una cultura de paz? ¿Cómo lo preparo para el futuro? ¿Qué sociedad estoy construyendo?

 

Para suscribirte Amigos la revista, haz clic aquí…

Síguenos en facebook, twitter y +google

Artículo escrito por Angélica Meza, abogada y directora de Amigos la revista, A.C. | Para conocer sobre su trayectoria haz clic aquí| Si deseas asesoría jurídica te invitamos a conocer el catalogo de sus servicios, citas para asesoría jurídica al 551697-3391 en CDMX únicamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: